Anfield… y tal

El mundo retoma su orden. Las cosas vuelven a la normalidad.

El sábado el Madrid consigue un punto regalado por sus amigüitos los árbitros, y hoy se lleva 4 en Anfield, ese estadio que el Marca ridiculizaba ayer, y que los merengues han estrenado de forma vergonzosa. Lo típico, Raúl lo falla todo (veáse la Huntelaar-dependencia xD), Torres empuja una y el señor Steven Gerrard. Y no hay más historia. 4-0 y hasta el año que viene

Van ya 5 años sin llegar ni a Cuartos en Champions. No es tan raro como parece. Los árbitros no se compran tan fácilmente 😀

Y es que el Madrid se ha vuelto un equipo obrero, lo cual está muy bien contra Betis, Osasuna y sus amigos, pero jugarte las castañas en Champions presentando una alineación como la de hoy no hace ni mucho menos honor a un club que se hace llamar “el mejor de la historia”.

Llevan un lustro ridiculizando la imagen de la Liga Española en Europa.

 

Si, es cierto, nos redujeron 8 puntos, pero recordando, 2 de esos puntos nos los robaron los árbitros ante el Betis, por no hablar del timo del siglo, cuando De La Peña hizo de crack y referee en el mismo partido, robándonos otros 3 puntos. Si a esto le sumamos que no estaba Iniesta, se puede explicar.

Pero Iniesta volvió. Y el Barça se volvió a encontrar. 2 goles, 3 postes, 8 paradas de Iraizoz (el mejor del Athletic), 2 paradas de Iraola y una de Orbaiz. Y todo esto estando en crisis. Ya le gustaría a Zapatero que la crisis de su país fuese como la de su club xD

 

Pues eso, que al Madrid sólo le queda la Liga, es decir, aferrarse a su querido jugador número 12, que en Champions les falla tanto.

 

Y mañana, esperemos que los planetas acaben de alinearse y la visita del Lyon al Camp Nou sea un mero trámite que Iniesta, Messi y sus amigos resuelvan rapidito.

 

Basta por ahora. Es que veía poco fútbol por mi blog últimamente 😛

Anuncios

¡Qué malo es Fernando Torres!

fernandotorres2

Probablemente estemos hablando del jugador MÁS SOBREVALORADO de la historia de la liga española. Aunque también hay que reconocerle que lo disimula bastante bien con los números que salen por la tele.

Vamos a ver, tan tan malo no es; lo que pasa es que nos le quieren pintar como el tercero mejor del mundo y vamos, que ni de coña. Ahora mismo no está ni entre los cien mejores. ¿Por qué nos tiene engañados a todos? Pues porque la prensa le vio un filón (como Raúl en su día, pero eso ya es otra historia), y le convirtió en un producto. Su amigo especial (digamoslo así) Dani Martín (ver El Canto del Loco) lo metió en un videoclip y ya tenemos Beckham. Pero no. Torres jode cada equipo al que va.

Algunos hace años decíamos (y nos llamaban ilusos): “el Atlético de Madrid quedará entre los cuatro primeros cuando venda a Torres”. Dicho y hecho, tras varios años intentándolo con el niño, el primer año Post-Fernandito se saldó con la llegada a la Copa de Europa muchos años después. Ahora tiene la segunda mejor delantera de la liga española con Agüero y Forlán. Por cierto, gracias a Torres y a su afán de acaparar, el Kun tardó un año en explotar, porque uno peor que él mandaba en el equipo.

¿Y mientras tanto Torres? Llegó a Liverpool, donde le hicieron un equipo a su medida, para que él metiese todos los goles. Si que metió unos cuantos, pero el equipo no hizo absolutamente nada (a pesar de tener un once inicial envidiable, obviamente exceptuando a Torres). ¿Qué fue lo que pasó? Parece ser que el pecas trajo de nuevo la sequía a la ciudad de los Beatles, esos pobres que se estaban acostumbrando a jugar la final de la Champions. ¿Y la Premier? Ese torneo donde cualquier delantero un poco alto y fuerte parece bueno (veáse Emile Heskey, Peter Crouch…), aunque falle mil ocasiones por partido.

Torres está dentro de ese grupo. Es innumerable las veces que la grada de Anfield grita “Uuuuuy” cuando Torres dispara. Comparadas con las veces que cantan un gol suyo, éstas últimas parecen irrisorias.

¿Entonces por qué mete tantos goles? Como hemos dicho, tiene un equipazo detrás. Eso le asegura unas diez o quince ocasiones manifiestas por partido (de Gerrard al menos 6 o 7 y de Xabi Alonso 3 o 4), de las cuales mete 0, a veces 1 y en casos extrañísimos 2. Claro, los números de efectividad no salen en la televisión española (eso porque laSexta no da la Premier).

¿Y qué ha pasado este año? La temporada empezó como el año pasado. Torres metiendo algún gol suelto, pero el Liverpool en el medio de la tabla.

Se lesiona Torres. De repente algo cambia. Robbie Keane toma el testigo. Gerrard se erige como lo que es, un grandísimo líder y el mejor centrocampista del mundo. Dirk Kuyt vuelve a parecer bueno. Xabi Alonso es piropeado por toda inglaterra. EL LIVERPOOL SE PONE LÍDER. Hacia años que eso no sucedía a mitad de temporada. Las cosas eran felices. Pero…

Torres volvió. ¿Qué pasó?

Lo de siempre. Cuatro jornadas más tarde el Manchester United ya está por delante y el Chelsea por ahí anda (los mismos equipos que llegaron a estar a 9 puntos con la lesión de Torres).

¿Y con España? Sus promedios son lamentables. Villa tiene muchísimo mejor promedio que él, y en la misma Eurocopa, logró los mismos goles que Güiza jugando más del doble de minutos. De La Red en medio partido metió la mitad de goles que él en todos. Y a pase de Güiza (que a todo esto tiene unas movidas con Nuria Bermúdez que lo flipas).

Pues nada, que en Liverpool ya pueden esperar a que Torres se haga una triada para poder ganar algo, ya que si no van jodidos. La Premiership será un sueño mientras no cambien de nueve.

Published in: on 29 enero 2009 at 4:48 am  Comments (62)  
Tags: , , , , , , , ,