Ánimo Palestina

La foto ya dice bastante por si sola. No voy a comentar nada de este tema porque todos sabemos lo que pasa (aunque los peperillos hagan como que no y para ellos Israel sea la octava maravilla. Muchos aún creen que Franco fue la séptima. xD

israelnazi

Tan solo dar ánimos desde aquí al pueblo palestino.

Published in: on 31 enero 2009 at 7:32 pm  Comments (6)  
Tags: , , , , , , , , ,

Mis antihéroes políticos: Aznar y Aguirre

Esto es como para compensar la anterior. También tengo antihéroes futbolísticos, pero no viene a cuento criticarles porque no hacen daño a nadie. Y como los políticos nos hacen daño a todos, voy a ponerme a soltar espumarajos por la boca (metafóricos obviamente, que no me apetece llenar la pantalla de saliva).

ansaryaguirre

 

Mirad que amigos son. No es casualidad.

Si nos remontamos a los inicios del partido que les dio cobijo, ya son 20 años de aquella Alianza Popular, con un seguimiento minoritario y unas ideas demasiado próximas al más oscuro franquismo.

Pues bien, una vez entrados en el nuevo siglo/milenio, las cosas han cambiado mucho. La filosofía externa del partido ha ido girando hacia el centro, y la archiconocida nomenclatura actual, el Partido Popular, desterró a esa Alianza. ¿Dónde quedó la A de A.P. cuando pasó a llamarse P.P?

La respuesta es mucho más sencilla de lo que parece. Dicha inicial y dicha ideología ha perdurado hasta nuestros tiempos. Jose María Aznar y Esperanza Aguirre llevan ya décadas haciendo honor a la primera letra de su apellido.

Del primero ya queda poco que decir. Ya no estorba tanto como antes y ya no tiene ningún poder para jodernos a todos. Llegó a la presidencia más por los errores del gobierno de Felipe González, perfilándose como la solución (como en su día pasó con Fidel Castro o Hugo Chávez). Como muchos sabíamos, acabó siendo el mayor problema.

Su primer mandato no fue muy mal. La razón es muy sencilla: No gozaba de la mayoría absoluta. Traduciendo, no podía hacer lo-que-le-saliese-de-los-cojones. Se hizo Popular, la gente empezó a confiar en él. Los franquistas estaban satisfechos. Los ricos también. Los pobres sin estudios estaban super felices. Las voces críticas apenas sonaban. Parecía que nadie estaba en condiciones de toserle, sobre todo teniendo en cuenta que coincidió con una de las mayores crisis de liderazgo habidas en el PSOE (ni Almunia ni Borrell llegaban a convencer a nadie). Así cuatro años después arrasó en las elecciones. Por fin logró su ansiada mayoría. Era el jefe de España. Nuestro destino estaba SÓLO en sus manos.

Así nos fue. Muchos hablaron de las mejoras económicas, considerando a Rodrigo Rato casi como una divinidad (el dios dinero, que tira mucho). Bien cierto es que se trata de un gran economista (no en vano ha dirigido una de las grandes instituciones de esta clase a nivel mundial, el Fondo Monetario Internacional, que presidió de 2004 a 2007), pero no es menos cierto que ahora mismo lo estamos pagando todos. Cualquier persona un poco entendida en la materia es sobradamente conocedora de que la Economía es una ciencia que funciona a picos. Como una noria, unas veces estás arriba y otras veces estás abajo. No hay forma alguna de mantener eternamente una progresión acelerada (ni tan siquiera una progresión constante).

Partiendo de dicha premisa, un Ministro de Economía tiene dos opciones para sacar a un país de la crisis. Una política expansiva o una contractiva. La primera quiere decir que va a haber un pico muy elevado, pero que va a estar seguido de una gran recesión. La segunda aboga por crecer más poquito a poco para no perder casi nada cuando arrecien las vacas flacas. Pues bien, Aznar y Rato decidieron seguir la primera. Y a lo bestia. El pico económico parecía casi una pared vertical, lo que les dio gran popularidad. Eso está muy bien a corto plazo, pero si han tenido una suerte es que las consecuencias no se han vivido en España hasta este 2008 que se nos fue. El desplome es brutal, y se regalan los oídos culpando a Zapatero (que cuando todo esto se inicio era un desconocido en nuestro país).

Pero en la lista de cagadas de Jose Mari hay muchísimas más. Su pasión por la inicial de su apellido y anterior inicial de su partido era tal, que no puedo evitar formar una Alianza en las Azores. Sus Amigos Bush y Blair le prometieron el oro y el moro (traduzcamos de nuevo: el petróleo y el genocidio). Ansar consintió. El resultado es ya sabido por todos: España se separó de la Unión Europea y de la ONU simultáneamente y se lanzó a por las armas de destrucción masiva. Jamás las encontraron (Bush incluso llegó a reconocer que no existían. Blair consiguió una salida digna de su cargo. Aznar aún sigue manteniendo que si existen). TODA o casi toda la opinión pública española se pusieron en su contra. Hubo huelgas generales. Manifestaciones masivas por el NO A LA GUERRA (fue a la primera a la que fui en mi vida y jamás se me olvidará, pues nunca ningún político puso a tanta gente de acuerdo. En su contra, eso si. Pero el mérito no se le puede negar). Y finalmente el 11-M.

Esta fecha merece un capítulo aparte. El atentado perpetrado por Al Qaeda tres días antes de las elecciones generales cambió el futuro de España. Fue su venganza ante la ofensiva de la Alianza. Cada líder tuvo lo suyo, pero quizás Aznar tuvo más que nadie. O por decirlo de otra manera, se lo montó peor que nadie. Antes del ataque su imagen ya estaba bastante venida a menos. Su pésima gestión los días siguientes, con Acebes a la cabeza y la teoría de la autoría de ETA por bandera, fue dinamitando la imagen de su propio partido. No sólo se cargó el fin de su propio mandato, sino que también tiró por la borda el de Rajoy antes de su propio inicio. En cierto modo tuvieron mala suerte. No esperaban encontrar en tan solo tres días evidencias de que habían sido terroristas islámicos. Para su desgracia todo el mundo ya lo sabía aún cuando ellos se empeñaban en negarlo. Se cayó con todo el equipo.

A partir de entonces se ha limitado a apariciones espontáneas en los medios, poco afortunadas por otra parte. Todos recordamos sus declaraciones contrarias a la campaña de la Dirección General de Tráfico, en las que vino a decir algo así como que no pasaba nada por “beber y conducir”. Pero sobre todo hacía disfrutar al público cual humorista en sus charlas en la Universidad de Georgetown, donde llegó a decir en una ocasión, a tenor del 11-M y sus causas, la siguiente perla:

“In fact, we must go back,

one thousand and three hundred years old,

when Spain was invaded by moors”.

Pues eso, que para nuestro querido ex-presi (de ex-presidente, no de ex-presidiario, lo cual sería más lógico), Al Qaeda reventó Atocha porque les echamos de España hace 1300 años. Muy coherente. Como siempre.

 

Pero dejemos al bigotes y vayamos a por la bruja.

Esperanza Aguirre. Posiblemente la persona que menos honor ha hecho a su nombre a lo largo de la historia. Corrupción Aguirre sería un nombre mucho más concorde. Aunque igual también se le queda corto. Si hay algo que resulta increíble en esta mujer, es la capacidad que tiene para dar guerra incluso desde puestos menores (no referente a hoy día, donde tiene un puesto que la viene al pelo).

Se autodenomina liberal, aunque a nadie se le escapa de que en la actualidad es el máximo exponente del sector más conservador del PP. Ya en 1983 salió concejala de Madrid con el desaparecido Partido Liberal, y en 1987 volvió a serlo pero ya en las filas de Alianza Popular. En 1989 prospera una moción de censura para quitar al PSOE del cargo, y ella es nombrada Concejala de Medio Ambiente. Tras ocupar varias concejalías importantes, en 1995 llega al puesto de teniente de alcalde, convirtiéndose en la número 2 en Madrid. Del 96 al 99 fue Ministra de Educación, Cultura y Deportes con Aznar, y desde entonces hasta 2002 fue Presidenta del Senado.

En 2003 empezaron las grandes polémicas que desde entonces siempre la han acompañado. Para empezar llegó a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por una corruptela casi infantil, aprovechándose de la pasividad de la justicia española. Situémonos. El PSOE ganó las elecciones autonómicas, y su candidato por Madrid, Rafael Simancas, iba a ser investido presidente.

Pero la bruja no estaba contenta y tenía otros planes. La Presidente TENÍA que ser ella. Y si el pueblo no quería daba lo mismo. El Partido a Popular compró a los socialistas Tamayo y Sáez, provocando un escándalo impresionante. Simancas no pudo ser investido por la deserción de dos miembros de su partido. En lugar de repetir la investidura, sancionando y sustituyendo a los tránsfugas, el PP se sirvió de un vacío legal (como acostumbra) para provocar la repetición de las elecciones. A la segunda ganó.

Desde que Madrid está en su poder no ha variado su estrategia, que básicamente consiste en anunciar medidas productivas para después saltárselas a la torera. Cada decisión que toma esconde un doble o triple filo que no trasciende a la opinión pública (al menos casi nunca).

Así pues, y por citar sólo algunos ejemplos. La Aguirre se jacta de haber reducido el tiempo de espera para las intervenciones quirúrgicas. Esto en realidad es un fraude meramente contable. Cada paciente tiene que esperar lo mismo de antes para ser operado. La diferencia es que, mientras que antes el tiempo de espera se contaba desde la solicitud de la operación hasta la fecha final de ésta, ahora la espera es la misma, pero ya sólo se empieza contar a partir del día en el que se fija la fecha de la intervención. Los días de espera de los pobres pacientes que pasan desde su solicitud hasta que obtienen una fecha ahora quedan en el olvido. Pero que más da, de cara al público queda bien. ¿No?

También está la creación de nuevos hospitales. O por decirlo de otra manera, de tirar el dinero público. No, no me he vuelto loco. Lo que pasa es que la gente oye/ve esto y le viene una ecuación a la cabeza: Más hospitales = Más médicos, más camas, más pacientes…

Mentira cochina. La aparición de los nuevos hospitales lo único que ha producido es la diversificación de la sanidad, ya que el número de medios es el mismo, la única diferencia es que ahora te tienes que ir al hospital a Pozuelo porque se han llevado las cosas del Gregorio Marañón (por poner dos ejemplos).

Todo esto tiene que ver con la privatización de la Sanidad madrileña. Esto quiere decir que, o bien tienes un seguro privado, o bien te jodes y pagas por ir al médico a que te mire un catarro. Nadie dice que la Seguridad Social esté bien hecha, pero coño, al menos es gratuita.

Porque si algo le gusta a esta mujer es privatizar las cosas. Ya obviando el desastre sanitario, el GRAN DESASTRE es la privatización del Canal de Isabel II. Para entendernos, Aguirre va a traspasar “por la cara” (es decir, porque la apetece) la mitad de éste proyecto, que va a quedar en manos privadas. Por decirlo de otra manera, va a regalar a empresarios (muchos de ellos amigos) gran parte del control de lo que hoy por hoy es el mayor generador de beneficios para la comunidad madrileña. Para algo bien hecho que tenemos, nos lo quita. El resultado es que se enriquecerán los de siempre gracias a los impuestos de los de siempre. Como siempre.

Estos son sólo dos de los escándalos más recientes, aunque el último data de esta semana. Si, amigos, al final una corruptela ha salido a la luz pública y ha logrado trascender (ya que las anteriores fueron capaces de taparlas antes de que llegasen a un sector importante de la población). Hablo evidentemente del espionaje en el propio seno del partido. La bruja puso un detective al teniente de alcalde madrileño, Manuel Cobo. La verdad es que no sorprende el uso de tácticas punibles por su parte, y más si se trata de la mano derecha de su archienemigo Alberto Ruíz Gallardón (sucesor natural al mando del PP). Su enemistad es tal que ha intentado por todos los medios borrarle del mapa, a pesar de no haberlo conseguido. Los dos lucharon por suceder a Rajoy pero es Gallardón el que va ganando enteros con el paso del tiempo. Aguirre cada vez engaña a menos gente y su popularidad va bajando cada vez más.

Por último, no puedo quedarme sin mencionar otras de sus cagadas: Poco que decir de Telemadrid, sobre quien ejerce un control casi absoluto (logrando la dimisión de todos los cargos que intentaban hacer algo imparcial). Por otro lado llegó a comparar a la policía española con la Gestapo cuando fueron detenidos dos miembros del PP. También se cargó a los miembros de su gabinete relacionados con Rajoy, tan sólo porque este no la había puesto por delante de Gallardón en la jerarquía interna del partido. Tampoco la tiembla la mano con gente afín a su ideología, como el ex-director del diario conservador ABC, que llegó a declarar sobre ella: “no conozco a ningún personaje político con poder político y económico que tenga un comportamiento más alejado de algunas prácticas democráticas respecto de los medios de comunicación que Esperanza Aguirre”. Finalmente cabe recordar el fraude del AVE a Guadalajara, ya que no llega a esta ciudad, sino a una urbanización que es propiedad de su familia política.

También han pasado a la historia gazapos como preguntar que tal estaba Dulce Chacón, cuando ésta llevaba décadas muerta, o su alegría cuando José Saramago recibió el Premio Nobel, donde declaró que “ya era hora de que se lo diesen a una mujer” (supongo que se refería a Sara Mago, escritora de dudosa existencia).

 

 

Por último, y referente a los dos, se hace bueno el refrán de “bicho malo nunca muere”, ya que mientras que Aznar sobrevivió a un atentado de la banda terrorista ETA, Aguirre sobrevivió, tanto a un accidente de helicóptero junto a Rajoy como recientemente a un atentado en el hotel de Bombay (India) en el que se encontraba.

Published in: on 25 enero 2009 at 10:58 pm  Comments (5)  
Tags: , , , , , , , , , ,

ASESINATO POLÍTICO (teatro, opera, opereta o zarzuela)

Toca dar caña.

El objetivo es una “compañía de teatro” oculta bajo una gaviota con dos pés mayúsculas por logo. En esta ocasión se ha producido un espectáculo de magia, a cargo de un trío formado por caras bastante conocidas en nuestro país.

PEPÉ

PRODUCTIONS

PRESENTS:

ASESINATO POLÍTICO

En el papel de mago ventrílocuo, con un metro de altura recien cumplido, con un bigote por barba, nuevo look de pelo largo, y conocido anteriormente por presidir el gobierno de una nación llamada España: José María Aznar (ANSAR).

Controlado por el anterior, en el papel de muñeco, tipo Jose Luis Moreno pero sin gracia, con demasiado orgullo para pagarse un logopeda, ya con gran experiencia en el papel de “puppet” y conocido por la masa por ser candidato a gobernar España, Mariano Rajoy (RA-RAJOY)

Tras el telón, ejerciendo las funciones de apuntadora y tocacojones, la bruja ayudante; con aspecto de mujer solterona y mentalidad feudalista, conocida por colmar de bienes a sus parientas gracias a su cargo de Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre (LAGUIRRE).

Faltan meses para las elecciones y hay caras largas en Génova. Las encuestas no presagian nada bueno. El PSOE tiene una ligera ventaja y RA-RAJOY es de los políticos menos valorados.

La campaña va a empezar ya la gente se mueve.

Aparece un hombre.

Con más cabeza que sus compañeros, gran pasión por las excavadores y un aspecto cada vez más envejecido, conocido por ser alcalde de la capital, Alberto Ruíz Gallardón (GALLAR-DON NADIE)

Un hombre que, vilipendiado por sus compañeros de partido, en continuas disputas con LAGUIRRE por no tener una mentalidad tan franquista, decide comerse su orgullo y se ofrece para apoyar la candidatura de RA-RAJOY.

A los millones de seguidores del partido se les ilumina la bombilla. GALLAR-DON NADIE puede ser el impulso para ganar los comicios. Por algo es de los políticos mejor valorados del país. Por algo ha batido récords históricos en las urnas.

RA-RAJOY no lo ve mal

Pero LAGUIRRE se entera y llama a ANSAR y trazan un plan para impedir que se quebrasen los principios de extrema derecha del partido. GALLAR-DON NADIE no puede pasar por encima de ellos.

El plan está perfectamente trazado y orquestado en dos frentes:

– Por un lado, ANSAR tiene que presionar a RA-RAJOY para que no incluya a GALLAR-DON NADIE.

– Por el otro, LAGUIRRE tiene que seguir los pasos de su rival y ofrecerse de igual manera. Es la parte más importante, ya que si finalmente RA-RAJOY cede y no incluye a ninguno los principios quedarán intactos. Y si incluía a los dos, podrían tenerle controlado desde dentro.

Los votantes ya se temen lo peor.

Finalmente, ya sobre el escenario, el trío hace su presentación y anuncia que GALLAR-DON NADIE no está convocado para el partido.

LAGUIRRE sonríe, ANSAR se vanagloria y RA-RAJOY está esperando a que ANSAR le mueva (aunque si pudiera pensar probablemente sabría que ha tirado su última opción de gobernar). Y un hombre llamado Acebes se alegra de haber encontrado un sucesor en esto de perder las elecciones desde dentro. RA-RAJOY ha crecido y ya la puede joder solito (o con ANSAR)

Mientras, GALLAR-DON NADIE se replantea su vida.

Se levanta, toma un café y construye una zanja en su jardín con la miniexcavadora de juguete que le han traído los Reyes Magos. Acto seguido sale a la calle y compra una lápida.

Manda poner una inscripción:

R.I.P

Carrera Política A.R.G

9 – Marzo – 2008

TELÓN
Published in: Sin categoría on 19 enero 2008 at 9:21 pm  Comments (6)  
Tags: , , , , ,