Obama y el cannabis

obamacannabis

 

Supongo que ya lo habréis oído, tras la detención de su hermanastro en África por posesión de marihuana, el tito Barack tuvo que reconocer el otro día en la tele que algún que otro porro pues si que se echó en su juventud. ¡Si es que además de negro es humano, coño!

Y nada, corre por ahí el RUMOR de que la llegada de Mr. Obama podría traer consigo la tan ansiada, añorada, esperada, soñada…

LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA.

Ojalá sea así y siente un precedente de caracter mundial.

Luchemos por esto:

drugs_cannabis1

Anuncios
Published in: on 4 febrero 2009 at 11:49 pm  Comments (5)  
Tags: , , , , , , , , ,

Qué viene Obama!!!

Segunda entrada seguida en prosa (estamos que lo tiramos oiga)

El motivo esta vez es que hemos cambiado de líder mundial (por primera vez desde la política me afecta).

Hay que darle la bienvenida al señor Barack Obama

 

“Mamá, mamá, hay un negro en la Casa Blanca”

 

De momento no hay planes de cambiarla de nombre, lo de la Casa Negra tendrá que esperar, al menos de momento. Y si lo de GreenPeace aún no han conseguido pintarla de verde, todo apunta a que seguira blanquita, cómo se sienten la mayoría de estadounidenses (que olvidan por completo que su país se forjó a través de los indios, que no son precisamente de raza caucásica).

El caso es qeu hay días, como ayer, en los que hasta llegas a alegrarte de que tengan un sistema electoral tan injusto (por esa regla de no estar más de 8 años en la presidencia).

Por fin vamos a librarnos de Bush. Han sido dos mandatos con el mundo acojonado, intentando averiguar por qué país sacaría a pasear los tanques. Al vivir en España quizás nos toca más de lejos, pero países como Irán, Irak, Pakistán o Afganistán estaban acojonados (algunos se libraron).

Pero Bush se tiene que ir. Ahora se sentirá sólo, pedirá un puesto de honor en la FAES (si hay suerte Aznar le deja la presidencia), pero se tiene que ir. Hace mucho que lo sabía, pero sólo desde hace meses se ha dedicado realmente a intentar limpiar su propio nombre y la imagen que ha proyectado del país más poderoso del mundo.

Pero es así. Las leyes de su propio país le han echado. Parece como si el engaño ese del reparto de compromisarios, que le otorgó hace años la victoria (pese a haber obtenido menos votos) se tratase de compensar con el límite de mandato.

La compensación llega con años de diferencia. Pero llega.

Y llega en forma de afroamericano. Parece que a estas alturas del partido ya no le sorprende a nadie. Pero la verdad es que es sorprendente. Sorprende que la nación patriótica, creada sobre la riqueza del hombre blanco, haya elegido como líder a un senador “joven” y de color.

Se podrían aislar tres razones fundamentales:

– George W. Bush (hijo): Sus nefastos mandatos y la reciente caída en la crisis (con el temor que suscita en las mentes “yankees” el recuerdo de la Gran Depresión tras el crack del 29), han propiciado una caída en picado de su credibilidad. Y de la de su partido.

– John McCain: Empezó jodido, por lo de pertenecer al partido de Bush, y eso. Ya gano las primarias del partido de rebote, con la retirada de John Edwards, y nunca se perfiló como un candidato ganador. Finalmente, la medida de nombrar vicepresidenta a Sarah Palin se antojó ligeramente desesperada. Ha dedicado su campaña a no perder los votos de los estados más conservadores. Y con esos se ha quedado.

– Barack Obama: Desde el principio se le veía trazas de presidente. Medio blanco, medio negro. La esperanza de todos. La promesa del cambio. Sus alentadoras palabras llenaron de optimismo a más de uno. Su victoria ante Hillary Clinton (candidata a primera mujer gobernadora del mundo) fue el primer paso. Había derrotado a la favorita, a la que quería seguir con el relevo Bush-Clinton que imperaba en EEUU desde hace ya décadas. Su victoria recordó a la de Zapatero sobre Bono en el PSOE.

Durante la campaña, la promesa del cambio se fue diluyendo. Se vio a un Obama más confuso y diluido, quizás consciente de que la evolución había sido muy útil para ganar las primarias de su partido, pero que un toque de conservadurismo no le vendría mal ante McCain.

 

Finalmente no hubo sorpresas, y Barack Obama ya es presidente. No jurará el cargo hasta Enero, y somos muchos los que tenemos miedo de si llegará a ese día, o cuanto durará. De momento su primer discurso ya le ha dado ultra-protegido, pero todo apunta a que veremos un nuevo caso Kennedy.

 

La pregunta no es si un afroamericano está preparado para gobernar Estados Unidos (hasta ahora lo han gobernado muchos blancos que no estaban precisamente preparados y no nos lo hemos preguntado).

La pregunta es si Estados Unidos está preparada para tener a un hombre de color al frente. La mayoría probablemente si, pero es que en los U.S.A las minorías la pueden liar parda.

Suerte Barack 😉

 

En cuanto a España, esperemos que vuelva a retomar la armonía con Estados Unidos, pero no por el precio que pagaron Bush-Aznar. En vez de en las Azores, podrían quedar en Kenia, y así de paso aprovechaban para ver a la abuela paterna del nuevo presi. Serían muy felices 🙂

Published in: on 6 noviembre 2008 at 11:42 pm  Comments (1)  
Tags: , , , , , , , ,