Sueño absurdo

Ya tocaba cancioncita 😛

Por llamarla de alguna manera, ya que más bien es una rayada fruto de la mezcla de varias rimas que me han rondado la cabeza desde esta mañana, pero sobre todo esta noche en el autobús de vuelta a Madrid mientras escuchaba el último disco del Tote xD

 

Lo de los colorines es porque lo que está en rojo es recitado y lo demás rapeado 😀

 

SUEÑO ABSURDO

 

 

Disculpe, doctor,

tengo un sueño recurrente,

es como un film de terror

pero en plan inteligente,

lo que siento no es dolor,

son pinchazos en la mente,

dígamelo sin temor

¿me estoy volviendo demente?”

 

Sueño con el dios hip hop,

pero en forma de avalancha,

en el que el único aval

es el micro y ropa ancha.

Luego aparece una mancha

pero ningún Don Quijote

y se convierte en una cancha

en la que machaca el Tote.

 

Luego a mi me cae el rebote

y desaparece el aro,

pero antes de que todo explote

consigo ver todo claro.

Que descaro, digo yo,

no sabes lo que te dices,

pero entonces Kase-o

me marca las directrices:

si tocan misa, a la mierda,

anestesia a tu vecina para que llegue tarde,

no hay prisa, pero recuerda,

la única Iglesia que ilumina es la que arde”.

 

Si soy sincero, parece una utopía,

pero en un alarde de valentía,

trinco un mechero tipo Zippo,

Xhelazz trae la gasolina,

(la verdad es que el tío se lo curra),

y me susurra: “Esto lo hacemos en equipo,

tu empieza por esa esquina”.

Poco después ya sólo quedaba ruina.

 

El médico está que alucina,

nunca ha visto cosa igual,

pero aún no se imagina

que le depara el final.

Se había acabado la china

y se estaba poniendo el sol

y con tal plan de por medio,

el único remedio

era empaparse en alcohol.

 

Nos metiemos a un garito

y justo el Barça metió un gol,

todos estaban de fiesta,

pero se me escapó un grito,

había sido de Iniesta.

Fuimos a por un chupito,

para empezar, un Mai Tai,

y al otro lado de la barra,

estaba el maestro Sho-Hai.

 

Yo me sentía en la cumbre,

y a él lo notaba en la parra,

parecía estar bebido,

más aún que de costumbre.

Volvióse en si el mago,

o al menos algo parecido,

sacó un puñado de vasos,

y cinco elixires cayeron de trago.

 

Retomamos nuestros pasos

había ganas de traca,

justo en la acera de enfrente,

se había montado un concierto.

Tras improvisar Juaninacka,

la gente está muy caliente

pero cuando me toca rapear,

de repente me despierto.

 

Ahora dígame doctor,

y no trate de ser blando,

se que no me va a gustar:

-“¿está mi mente muy rota?”,

-“Deje de escuchar hip-hop”,

y yo me quedo pensando:

“Eso si es alucinar,

vaya un diagnóstico idiota”

Anuncios
Published in: on 13 abril 2009 at 1:45 am  Comments (2)  
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,