Un añito a estrenar

Otro año más.

Ya es el vigésimo segundo y, para variar, no he entrado con muy buen pie. De hecho ya el mismo día 1 se puso a dolerme la rodilla que me jodí hace unos dos años y medio, y que hacía tiempo que no daba apenas guerra. Vamos, que muy metafóricos mis ligamentos.

A pesar de todo, podría considerar que no ha sido tan malo como el final de 2008, teniendo en cuenta que la tarde del día 30 fue una de las más duras de mi vida. Pero quiero pensar que el champagne lo enfrío todo, y que comerme las uvas a su debido tiempo (no como el año pasado gracias a los notas de laSexta) es un buen símbolo de que este año todo irá a mejor. Al menos eso espero porque si no ya puede ir viniendo el 2010.

¿Propósitos? En ese aspecto soy bastante normal. En general son los mismos que los últimos años. Fumar menos, ir más a clase y, en general, ser feliz. Al menos todo lo que pueda. Hace ya muchos años que no aspiro a lograr la felicidad absoluta, porque eso es algo utópico (nunca he tenido vocación de Dalai Lama aunque me encante el budismo… no me va eso de raparme :S)

Apenas ya tres días para volver a la capital. Para reencontrarme con mi adoption-city, la que ya es mi ciudad, para lo bueno y para lo malo. Es la ciudad donde vivo y la que me da la vida, aunque necesitase la mayoría de edad para descubrirlo. No me puedo quejar de lo que viví en Burgos (o igual si, pero ya como que ni me apetece), pero ahora ya se cual es mi sitio.

Quedan más de 360 días y voy a intentar aprovecharles, con todo aquel que quiera acompañarme. Con todos los que me rodean.

En Diciembre habrá que hacer una evaluación completa. De momento sólo hay buenas intenciones.

Espero que mi vagancia no las anule.
Realmente lo espero.

Anuncios
Published in: on 3 enero 2009 at 10:38 am  Comments (1)  
Tags: , , , , , , , , , ,