Call of Duty 4

Empecemos el cuento por su mejor momento,

el subidón de tensión cuando sale cargamento,

siento si no os gusta cuando me pongo violento,

pero para desahogarse me parece un gran invento.

 

Me pone en movimiento, me despierta,

es un puto cuarto de hora que me hace estar alerta,

cuando veo una vacante se me abre una nueva puerta,

si tras una colisión se quedó una herida abierta.

 

O meterme en una huerta si está en obras el terreno*,

ante un enfrentamiento no pisar jamás el freno,

sino pasar al ataque cuando el distrito no es bueno,

o algún bloque que vacía un servidor que estaba lleno.

 

A la hora del estreno empieza la cuenta atrás,

toca hacer trabajo sucio, el deber llama una vez más,

cuando caiga el chaparrón, cierra ojos y abre gas,

o escóndete en un conducto si ya saben donde estás.

 

Ten cuidado o te darás con la maldita granada,

vigila bien cada esquina o sufrirás una emboscada,

si ves que en Duelo a Muerte no estás haciendo nada,

puedes: a) liarte un peta. b) una partida privada.

 

Aunque no es una cruzada, si que hay fuego cruzado,

vienen bien unos matojos si un franco te ha enfocado,

si hay algún helicóptero mira adonde ha disparado,

y tengo otra máxima más, no dejarme un VAT guardado.

 

Cuando esté lanzado el ataque aéreo al rival,

aprovecho y me capturo otro Cuartel General,

después para defenderlo busco un buen cenagal,

o permanezco escondido y aparezco al final.

 

Nunca viene mal coquetear con este tipo de violencia,

ni cagarse en el “más uno” que supone otra asistencia,

me acuerdo cuando era noob, perdía mucho la paciencia,

ya he alcanzado el prestigio y voy sobrado de experiencia.

 

Por ello busco prudencia y sobre todo ser certero,

ya me estoy acostumbrando a lo de quedar primero,

ahora diré unas palabras de esas que cuestan dinero:

Riachuelo, Chinatown, Emisora, Matadero.

 

Para ser sincero es como otra adicción,

pero esta se la debo a Infinity Ward y Activision,

es Modern Warfare, es tiempo para la acción,

el mítico Call of Duty, la cuarta y mejor versión.

 

 

(En negrita las pantallas del juego)

*La pantalla se llama “terreno en obras”

P.D: Qué friky soy 😛

Published in: on 14 mayo 2009 at 7:51 pm  Comments (2)  
Tags: , , , , , , , ,

Juegan a la guerra

Suenan disparos, mejor coge a tus familiares,

Llevaros a los niños, reza y no dispares,

ves sangre a mares, alguna hasta te suena,

ves el cadáver de aquella niña tan buena.

Echa a correr, mejor no mires atrás,

déjalo ahí sabiendo que no lo verás más,

que estás sin nada, sin lo poco que tenías,

lo ganado bajo el sol desde hace ya tantos días.

¿Tienes utopías? Mejor olvídate de ellas,

mira hacia el suelo, no hay minas en las estrellas,

oyes rayos, ves centellas, se ciegan hasta tus ojos,

sigues huellas de pisadas, de pies descalzos y rojos.

 

Una vida convertida en un puñado de despojos,

no hay salida, la triste realidad te supera,

si esperas un milagro hazlo mientras escapas,

puesto que si te atrapan ya sabes lo que te espera.

Si destapas tu odio lo pagarás con la muerte,

y aunque tu vida ni te importe, aún conservas la suerte,

la de poder verte con los tuyos, la de salir de tu tierra,

de ver reír a tus hijos mientras juegan a la guerra.

 

Parece que te has librado, pero mejor no te confíes,

aún quedan muchas personas esperando a que les guíes,

sólo lleváis unos pasos y todavía os quedan miles,

ellos están por todas partes, será mejor que te espabiles.

Ten cuidao no descarriles, mejor fíjate un sendero,

búscate un buen refugio y procura llegar el primero,

meteos en un agujero hasta que pase la ofensiva,

tu instinto de supervivencia será un arma decisiva.

Guarda tu vena agresiva y mejor mantente tranquilo,

aún te siguen muchos, sus vidas penden de tu hilo,

conserva tu paso firme, conduce recto al maná,

y si sobrevive alguno, dale las gracias a Alá.

 

Una vida convertida en un puñado de despojos,

no hay salida, la triste realidad te supera,

si esperas un milagro hazlo mientras escapas,

puesto que si te atrapan ya sabes lo que te espera.

Si destapas tu odio lo pagarás con la muerte,

y aunque tu vida ni te importe, aún conservas la suerte,

la de poder verte con los tuyos, la de salir de tu tierra,

de ver reír a tus hijos mientras juegan a la guerra.

Published in: on 1 octubre 2008 at 12:10 pm  Comments (2)  
Tags: , , , , ,