Crisis educativa

Pues nada, por no poner algo más de deporte, que cada vez que leo el As tengo alguna idea o dos, pero de momento, otra canción, que hacía mucho tiempo que no escribía.

.

Qué ganas de escribir,

es lo mejor, después de un mes plagado de exámenes,

sin tiempo para dormir,

ni lo que es peor, para llenar de rimas los márgenes.

Otra vez Septiembre,

maldito mes,

pues se que siembre lo que siembre,

siempre recogeré estrés.

Tantos cafés y tanto tiempo perdido,

tantos apuntes por el suelo,

con el único consuelo

del mp3 clavando rap en mi oído.

¿fue quizás ese sonido

el que consiguió que no me diera por vencido?

¿el que me hacía volver cuando estaba distraído?

Siguió conmigo hasta dormido,

me ayudaba a despertar, casi incluso hasta a vestirme,

y aunque me veáis reirme, fue más bien para llorar.

.

La crisis llegó a la educación y es demostrable,

porcentajes de aprobados en números lamentables.

Y además poco creíbles, revisiones amañadas,

hasta las zorras se quejan, no aprueban ni con mamadas.

.

De verdad que si que es triste, señores,

les estoy siendo sincero,

y encima ahora los profesores

le han cogido gusto al cero,

pues aquí un suspenso más,

significa más dinero,

más cash para el bolsillo,

castigado por la desaceleración,

de muchos como Federico Trillo,

que antes que apretarse el cinturón,

prefieren comprarse un pantalón.

Como veis sigo en acción, repaso la actualidad,

lo difícil que es mantenerse cuerdo,

tras la realidad de cierta universidad,

de cuyo nombre si me acuerdo,

lo que pasa es que no soy un chivato,

y porque algún profesor sea un cerdo,

los demás no han de pagar el pato.

.

La crisis llegó a la educación y es demostrable,

porcentajes de aprobados en números lamentables.

Y además poco creíbles, revisiones amañadas,

hasta las zorras se quejan, no aprueban ni con mamadas.

.

Elevaría una queja pero hoy me siento vago,

además los funcionarios no suelen ser muy buen trago,

y no hago esto como excusa, aunque parezca mentira,

que mi expediente académico está mal pero aún respira.

.

Pero un 15% de aprobados, máxima un 30 en alguna optativa,

muestran rastros de que nuestra crisis también es educativa.

Septiembres

 

SEPTIEMBRES

 

Recordando a la fuerza que sigo siendo un estudiante,
misión casi imposible con unas olimpiadas por delante,
los libros en el estante que pretenden doblar la estantería,
parecen sonreír pensando: “Estudia que ya es tu día”

Y todavía pretenden que sonría, que muestre algún tipo de interés,
y mi cabeza a su bola, pensando que otra vez que no llego a fin de mes,
pero el estrés no aparece, no trae la motivación,
y mi vagancia se crece hasta ganar a mi intención.

Desfallece mi concentración sin tan siquiera empezar,
un vistazo a los apuntes y aún más ganas de llorar,
volver a coger el boli, comprobar que se me ha vuelto a olvidar escribir,
saber hacer sacrificios, mezclar café y ducha para quitar las ganas de dormir.

O las ganas de morir, de hipotecarme a un futuro,
para ser un licenciado, en paro y sin un puto duro,
para engordar mi curriculum, y las listas del INEM,
comprobando que mi sueño se quedó en la fase REM.

Demasiado para un vago acostumbrado al sillón-ball,
enganchado al Pro Evolution e iniciándose en el Call,
mago en el arte del trago y diestro en otras drogas blandas,
¿por qué centrarse en un vicio si se puede ir a tres bandas?

De acumular tantas parrandas llegaron a darme por muerto,
no estaba desaparecido, sino amarrado a un sólo puerto,
a un futuro casi cierto, alejado de otras bocas,
yo escondido, con mi niña, en la sombra de unas rocas.

Pero aunque de ganas pocas, toca volver a pensar,
sentar la puta cabeza y sentarse ya a estudiar,
hacer un último esfuerzo y volver a mi letargo,
a un curso bastante corto después de un mes muy largo

Published in: on 21 agosto 2008 at 2:40 am  Comments (1)  
Tags: , , , , ,