La previa de la finalísima por Mr. Guardiola

Guardiola

AS.com | 26/05/2009

Pep Guardiola vivirá su primera final de la Liga de Campeones como entrenador. Para el técnico del Barcelona, lo más importante será que su equipo no traicione el estilo con el que ha jugado toda la temporada: “Tengo la grandísima suerte de tener un equipo muy fuerte en lo humano y en lo futbolístico. Hemos hecho una gran temporada y queremos hacer un gran partido, que todo el mundo vea el fútbol que hemos hecho todo el año”. Del mismo modo, rechaza cualquier atisbo de euforia y no cree que la afición espere un triunfo fácil ante un rival del calibre del Manchester: “no he hablado con cada barcelonista, con toda la gente, pero creo que todo el mundo sabe que va ser un partido muy difícil. Estamos hablando del mejor equipo del mundo. Hemos venido para disfrutar e intentar ganarles”.

Pep Guardiola ha recordado sus finales como jugador, y si bien considera que llegan “más tranquilos y mejor preparados” que a la final perdida ante el Milan de Capello en Atenas, sí ha querido recordar la actitud con la que jugó la final de Wembley, en la que dijo que había que jugar “con mucha jeta”: “en las finales siempre hay un componente de todo o nada, puede haber cierto miedo a jugar, pero eso lo tenemos que dejar en el vestuario. Tenemos que mostrar lo que hemos sido durante todo el año, eso es lo único que me preocupa. Somos un buen equipo y el Manchester es un equipo inmenso, queremos jugárnosla siendo nosotros, no me gustaría pensar que hemos perdido haciendo otra cosa distinta. Todo el mundo sabe que atacaremos, que intentaremos tener siempre el balón”.

Espera contar con Henry e Iniesta

Guardiola no ha despejado ninguna duda sobre la alineación, que dará a sus jugadores antes de acudir al estadio, pero ha asegurado que ya sabe quién será el lateral izquierda. Y podría ser Keita ya que, aunque el malí reconoció que no quería jugar en esa posición, Guardiola ha asegurado que tiene “un gran poder de seducción” para convencer. Del mismo modo, ha asegurado que espera contar tanto con Henry como con Iniesta: “Creo que Henry e Iniesta jugarán. Hoy es el último entrenamiento y veremos en qué condiciones están ellos y el resto de jugadores. Los que jueguen jugarán porque están bien, de lo contrario no jugarán”.

Otro jugador que está en boca de todos es Messi. Guardiola no quiere hablar de piques con Cristiano Ronaldo, que ha asegurado que el Manchester era mejor que el Barça: “No va a cambiar mi opinión ni de Messi ni de Cristiano Ronaldo por el partido de mañana. No he hablado personalmente con Leo pero le veo muy bien, está preparado y estoy seguro de que veremos un gran Messi. Espero que nos ayude y que nosotros le ayudemos a él. Pero creo que no es necesario saber el resultado de mañana para decidir quién es mejor. Leo sabe que para sus compañeros y para mi él es el mejor. No tengo dudas de que hará un muy buen partido, arrancará desde su posición habitual y tendrá un bonito duelo con Evra”.

El técnico del equipo azulgrana asegura que no ha hablado demasiado con Piqué, ex del Manchester “le he preguntado pequeños detalles pero él no sabe como no sabe nadie lo que le va a decir Ferguson a los jugadores antes del partido. Lo que he hecho es ver muchos vídeos del Manchester”. Y ha insistido en que el mérito de la temporada de su equipo están en los jugadores, que son los que tienen que ser ellos mismos para alcanzar el sueño de la Triple Corona: “Yo no tengo método, tengo buenos jugadores. Con otra plantilla no estaría aquí en Roma. Las bajas no son una excusa. Si algo no hemos sido en todo el año es un equipo asustadizo, hemos sido valientes y mañana lo seremos otra vez. Me hubiese gustado tener a todos disponibles para elegir la alineación, pero iremos los que somos a jugar una final tan bonita y a jugar como siempre. Siempre hay matices y más ante un rival como el Manchester, pero vamos a jugar desde atrás, a hacer transiciones buenas, a tocar el balón… y a ver quien puede más”.

La versatilidad del Manchester, un peligro

Guardiola no se ha olvidado de su rival en la final, del que no espera un planteamiento defensivo: “He leído que el Manchester va a salir a defender y a esperar y tirar contraataques, pero creo que si no estamos bien, si no circulamos bien el balón, si no estamos bien atrás, ellos atacarán y atacarán bien. Han ganado dos Ligas en su país atacando cuando tenían que hacerlo. Por eso es uno de los mejores equipos del mundo: si tiene que atacar, ataca bien, si tiene que jugar a la contra, lo hace bien con jugadores muy rápidos como Rooney o Cristiano Ronaldo, y si tiene que jugar defendiendo en su área, tiene la humildad suficiente para hacerlo también”.

El juego aéreo no es un peligro para el Barça, aunque Guardiola asume que su filosofía de juego conlleva algunos riesgos: “Mañana es nuestro partido número 61 del año y nos han hecho 10 goles entre balón parado y faltas directas. Hemos jugado contra equipos muy fuertes en ese aspecto como el Lyon, el Bayern o el Chelsea y lo solucionamos bien, intentando tener mucho el balón para que nos fuercen córners y faltas cerca del área. Somos un equipo muy pequeño. Si quisiéramos defender contrataríamos jugadores de 1’90, pero somos lo que somos y queremos vivir el partido con mucha tensión en ese aspecto. Yo creo que es una cuestión de actitud, si defiendes pensando que no te van a rematar, no te rematan”.

Además, no ha querido plantear el partido como un choque de estilos entre el fútbol del Barcelona y el fútbol británico: “Yo nunca critiqué la forma de jugar del Chelsea en la anterior eliminatoria. Sentimos un gran respeto hacia el Chelsea y hacia el Manchester, igual que hacia el Arsenal o el Liverpool. El Chelsea intentó jugar de la mejor forma posible y eso es lo mismo que hago yo con mi equipo. Igual mañana salimos a jugar y no salimos del área y nos avasallan porque lo hacemos muy mal. Pero la gente que ha visto jugar al barca sabe lo que puede esperar, y eso es lo que quiero transmitir a los jugadores”.

Lo que sí ha dejado claro es un deseo, que llueva en Roma antes del partido: “la lluvia no favorece a ningún equipo en concreto, favorece al fútbol. Tendría que ser una obligación mojar el césped antes del partido porque todo es más rápido y más vistoso, y al final nosotros jugamos para una audiencia, jugamos para la gente. Quiero que los jugadores se sientan guapos, que sepa que todo el mundo les está mirando, que se merecen estar ahí y que demuestren lo buenos que son y lo bien que lo hacen”.

Anuncios