Mi primer cumpleaños veraniego

Ayer fue el primer cumpleaños en el que mirando al cielo cualquiera podría tildar de un pleno día de verano.

Teniendo en cuenta que los 17 primeros fueron en Burgos, es bastante normal. Los 18 los cumplí en Barcelona y no hizo nada malo, pero era un día más primaveral xDDD

Pero ayer hacía un sol increíble.

Lo normal habría sido ir a tirarse al césped, pero no. La cama mola más xD

El día transcurrió entre unas pocas paredes, pero al lado de la persona que más quiero en el mundo, Rossana.

Esta persona ahora mismo estará hecha un saco de nervios, que irán aumentando hasta mañana por la mañana, cuando conocerá a mis queridos papis. Que miedito tengo xD

Na, en realidad me hace mucha ilusión, espero que salga todo bien. Deseadnos suerte 😉

Anuncios
Published in: on 20 marzo 2009 at 6:32 pm  Comments (2)  
Tags: , , , , , , , , , , , ,

Apéndice del 2009 (por los malentendidos y tal)

Viendo que soy un cafre y no se explicarme, intentaré hacerlo ahora.

 

Mis propósitos del 2009 son todas esas cosas en mi vida que quiero que mejoren. Es decir, casi todas (ver post anterior).

Realmente sólo hay una cosa en mi vida que no quiero que cambie lo más mínimo. Yo creo que es fácil intuir cual es, y tiene que ver con una personita (llamada Rossana, RYT, kuroi_ningyo, himitsunotabi…), que es la que de verdad consigue hacerme feliz. Y si, a este año le pido que no cambie nada de lo que sentimos el uno por el otro (lo cual es difícil) y lo que vivamos juntos.

Quedan muchos momentos y experiencias, que para algo es lo más importante que tengo en mi vida.

Lo siento mi niña.

Soy un desastre con patas. Pero te amo (L)

Published in: on 5 enero 2009 at 1:04 pm  Comments (2)  
Tags: , , , , , , , , , , ,

Existencias

Yo no tengo la culpa de que me salgan todas las canciones del mismo estilo xDDD

ni de que se me ocurra ponerme a escribir cuando estoy intentando quedarme dormido. Así salió esto antes de ayer

 

EXISTENCIAS

 

– La monogamia es un asco…

 

– Mentira!!!

La monogamia es perfecta con la persona correcta,

la que a su alma te conecta, y te completa,

la que lleva a dejar de pensar con la bragueta,

la que consigue quitarte la etiqueta de “en venta”,

la que sin querer solventa todos los problemas que aparecen,

la que los toca y decrecen, se desvanecen.

 

Perecen ahogados en un océano de ilusiones,

en donde las tentaciones se dejan pasar de largo,

en donde las canciones ya ho se hacen por encargo,

y dos corazones unidos despiertan de su letargo.

 

Desaparece lo amargo y todo sabe a caramelo,

el cielo se funde con el hielo,

en el centro de una cama,

donde una rana y su dama

descansan,

o se cansan a propósito,

y van llenando su propio depósito,

a base de besos y de abrazos,

mil caricias y miradas que estrechan aún más sus lazos,

y duermen entrelazados, fundidos en uno solo,

se despiertan abrazados olvidando el protocolo,

y vuelven a unirse,

a dividirse en millones de partes,

vuelven a darse a las más bellas artes.

 

Por eso hoy yo hasta actualizo a Descartes,

porque “siento, luego existo”,

y no preciso ser muy listo para ver y comprender,

que la monogamia, no sólo puede existir,

sino que puede llegar a ser

la mejor forma de vivir,

el más supremo poder,

la mayor fuente de placer,

puesto que en lo que estos versos han durado,

ni tan siquiera me he planteado

que pudiera existir otra mujer

Published in: on 10 septiembre 2008 at 9:34 am  Comments (3)  
Tags: , , , , , , , , , ,

Donde me lleven sus pies

Con la tontería de vivir con Internet robado, me estoy aficionando a escribir en el bloc de notas. Y ahora me he sentado y ha salido esto.

No creo que haga falta decir para quién es 😛

 

DONDE ME LLEVEN SUS PIES

 

Se que me necesitas más que nunca,
tu sabes que voy a estar ahí,
sabes que me encanta verte reir,
pero sabes también que quiero estar ahí
cuando tu quieras llorar.

Decidiste esperar una utopía,
casi en silencio soñabas con ser mía,
hoy lo eres, hoy me haces el más feliz,
todo ha cambiado desde que estás a mi lado.

Bajo un cielo despejado en un verano de Madriz,
fuimos poniendo cimientos en un mundo a compartir,
con otra forma de sentir, de vivir cada momento,
donde el verbo irse a dormir no es el mismo concepto.

Inventamos un dialecto, de caricias y miradas,
pero en el que las palabras no se sienten olvidadas,
ni las risas desplazadas, conviven en armonía,
cuando tus labios callados
me dicen que esta boca ya no es mía.

Ha cambiado el día a día,
ya no es alcohol de sol a sol,
ha salido el corazón de su frasco de formol,
ha roto el caparazón que le cubría,
ahora tiene otra adicción,
esa que le hace tan fácil escribir una canción.

La que con pasión asustó a la compasión,
venció a la sinrazón, dio paso a la acción
me hizo perder la razón
pero me hizo ganar mi propio juicio,
fue mi enfermera de oficio cuando lo necesité

En ese momento dejé de encadenar cubatas,
de recorrer las calles dando patadas a latas,
de acabar a cuatro gatas arrastrándome a un portal,
de que hasta las mejores noches siempre acabasen tan mal.

Ahora el pasado da igual, todo es distinto,
gracias a ella no emborrono cada cuaderno que pinto
no me desmorono ante el mínimo revés,
sino que cierro mis ojos y ando…
donde me lleven sus pies.

 

 

Y como estamos que nos salimos, voy a dejar un verso que se me ha venido a la cabeza. Su autor es Rafael Lechowski, del grupo “Flowklorikos” (muy recomendable):

“Hago canciones de amor para corazones con odio”

Published in: on 5 septiembre 2008 at 7:46 pm  Comments (3)  
Tags: , , , , , , , , , ,

Caricias para compartir un llanto

Sus pasos eran lentos y parecía desubicado.

Llevaba un buen rato caminando de forma totalmente automática, limitándose a poner un pie delante del otro, sin saber muy bien donde iba.

De repente, y de forma inconsciente, se salió del camino. El asfalto dejó paso a una hierba erosionada por infinitas pisadas y repleta de calvas de tierra donde toda la vegetación se había perdido. Era una hierba que en otros tiempos había sido verde, de un verde de esos que huelen bien. Ahora, el olor de ese verde le parecía muy fuerte, casi marrón.

Se sentía como una ánima condenada a vagar por un purgatorio al cual no sabía muy bien como había llegado. Su cerebro estaba en standby (como aquella canción que algún día le hizo llorar y sentir tanto), pero sus sentimientos estaban incandescentes, ardían desde dentro de su cuerpo. El calor repentino le asusto, pero no se trataba de un proceso de combustión interna. Eso habría sido más fácil y rápido, pero eran los sentimientos que le punzaban desde dentro.

No sabía muy bien porqué pero todos sus sentidos estaban alerta, tal vez para compensar la falta de actividad de su cabeza.

Llego a una zona donde el verde no olía tanto a marrón. No era el de otro tiempo pero parecía un rincón habitable, suficiente para un pequeño reposo en su eterno viaje. Total, siempre había sido alguien sencillo y con escasas ambiciones imperialistas. La teoría hitleriana del espacio vital no iba con él, y la mansión de sus sueños no era más que un minipiso a compartir.

Pero lo de compartir sonaba muy lejos. Más o menos a la altura de aquel verde.

Tras una breve (y más rutinaria que intencionada) exploración del terreno, se sentó. Necesitaba descansar, pero no de forma física, su cuerpo estaba perfectamente. Necesitaba darle una tregua a sus sentidos. Cerrar los ojos, bloquear sus fosas nasales, tapar sus oídos. Pero no lo conseguía.

Cada vez lo intentaba con más fuerza, tanta que llegaba a hacerse daño. Sentía como si sobre cada sentido se estuviese desintegrando su alma poco a poco. Veía irse a sus sentidos, separarse de su mente.

Llevaba demasiado tiempo sin pensar. Tanto que no se había planteado que podía ser peor. O tal vez llavaba demasiado tiempo seguido pensando. Ya ni siquiera lo sabía.

El caso es que sentía como la cabeza le estallaba. Y de pronto, todos los pensamientos que llevaban gobernando su cabeza de forma inconsciente, se acumularon dentro de él, y se expandieron hasta recorrerle todo el cuerpo.

Y explotaron. Como no podía ser de otra manera. Y él exploto a la vez. Todos los pensamientos se convirtieron en agua, y ésta empezó a salir por sus ojos. No lo podía controlar. Empezó a llorar, pero no era por pena. Era, como su propio nombre indica, un desahogo. Tanto que hasta tuvo miedo de secarse por dentro. De quedarse vacío. Más vacío aún.

Cuando acabó de llorar se secó los ojos. Pero volvió a explotar. Cuatro o cinco veces más. Despidió de si todo lo que llevaba ahorrando durante todo su viaje.

Pero no se secó. O al menos no del todo.

Apareció ella, aunque por un momento tuvo la sensación de que llevaba todo el tiempo allí. Él recosto la cabeza entre sus piernas mirando al cielo, que volvía a oler al azul de antes. Del olor marrón ya no quedaba nada. Ella empezó a llenarle, a ocupar el hueco de todo ese agua que había desprendido al explotar. Lo hizo de una forma más fácil, rápida y eficaz incluso que la combustión interna. Le bastó con extender su mano izquierda y sumergirla entre su pelo.

Repitió el proceso unas cuantas veces, como si quisiera invertir el proceso anterior de vaciado. Era tan sencillo que le resultó imposible imaginar que funcionaría. Ganar al llanto con caricias. Utópico a priori. Pero no había contado con el poder de sus caricias. Tan sencillo y poderoso que escapaba a su imaginación.

Eran unas caricias que sólo se podían sentir.

Había recordado el poder de algo tan sencillo como compartir. Su antiguo poder. El de los dos.

Published in: Sin categoría on 8 febrero 2008 at 9:11 pm  Comments (7)  
Tags: , , , , ,