El mc y el boli / Sexualidades

Volvemos al verso. A la típica canción escrita en un lapsus antes de dormir, ese momento en el que estás tumbado y tu mente se pone a rimar. Ese momento en el que no te quedan más huevos que ponerte a escribir (ya lo dice Kase-o: “Hay pensamientos que se escapan, para no volver, y es una lástima”. Así que antes de dejarlos escapar prefiero dormir un cuarto de hora menos y emplearla en pelearme con el bloc de notas. Así ayer salió esto:

 

El mc y el boli

 

Me he fumado un porro
y vosotros diréis si se me nota…
si denota que vengo fumado,
o si tengo mucho morro
por hacer raaap sin el pelo raaapado,
pero es que mi vida fue un trago amargo
cuando tuve el pelo corto,
y ahora que lo llevo largo
ya no parezco un aborto
de persona,
mi ego ya no está en coma,
hasta he encontrado el camino a Roma

Por mi mente asoma
una burbuja de humo
mezclada con un zumo de cebada,
y ya no sirve de nada
intentar aclarar mi interior,
mi cabeza resignada
a no entender a su propio mentor,
a este autor que habla con un folio
que pinta un óleo de palabras
mientras contempla las estrellas,
que se fue a vivir con cabras
y que acabó como ellas.

La oveja negra, el patito feo,
que pasó de dormir por escribir,
le dio plantón a Morfeo
y le pidió al boli un deseo:
ser el mejor por un rato,
hasta que le venga el flato.
Así, boli y mc hicieron un trato
a punta de metralleta,
con él debía esbozar los trazos
de su primera maqueta,
a cambio el b-boy
se llevaría a la cama a la fama
y así a día de hoy
ya todo fuesen abrazos.

Pero el bic voló en pedazos,
el mc se vio atrapado,
congelado en una frase,
no sentía fluir la base
por sus venas,
la inspiración se diluía,
las musas se volvían ajenas.
Fue un mal día,
jamás debió escoger tal melodía,
jamás debió coger al boli de la estantería.

Con la cabeza apoyada en la mesa,
nervioso, lo chupaba y lo mordía,
las palabras lo hacían su presa,
de su boca sólo silencio salía.
Cada vez se sentía más frustrado,
y el que menos culpa tenía la pagó,
pero nuestro emecé la cagó
había roto el trato acordado.
Pagó el pato,
pagó incluso el plato que no se había comido,
llegó el flato,
llegó ese puto ingrato al que tanto había temido,
llegó en caliente y en bruto
llegó y se fue, como la última calada a este canuto.

 

 

 

Y ya que estoy voy a colgar una de hace varios días, escrita en circunstancias muy parecidas, pero que no tiene nada que ver con lo anterior.

 

Sexualidades

 

Se supone que al crear el mundo,
Dios creó dos sexos opuestos,
predispuestos a amar a cualquiera,
nadie dijo nada de enfermos ni de incestos.

Pero hoy en día, semana tras semana,
se oyen voces críticas contra los gays y las lesbianas,
y aunque se impone el respeto por su opción,
aún hay quien les busca cura para su “desviación”

Por otro lado pasean los bisexuales,
cuanto menos una curiosa elección,
al ir a todo carecen de rivales,
pero también generan esferas de opinión.

Unos maldicen:
“Chico, o eres gay con todas las de la ley,
o bien eres hetero, pero lo eres por entero”
Otros en el fondo les envidian
pueden dejar el radar A en espera,
porque poseen un B que contempla la otra acera

También cabe mencionar a puteros reprimidos,
decididos a pagar por follar,
porque su mujer, de tanto gritarla y mandarla fregar,
ya no se la quiere chupar,
la pobre bastante tiene ya con darle de comer.

Llega a casa y enciende el televisor,
mientras busca el mando hay una película de amor,
dos chicos se besan y el se pone hecho una furia,
si por el fuera ahora mismo los ahogaría en el Turia.

Pero su bonita teoría
quedaría por los suelos,
se ha cansado de sus putas del día a día
y se ha pasado a los travelos.

Es la expresión de la hipocresía
que convive hoy día con los españoles,
pues muchos aún no han asumido
que no existen sólo dos roles

Que cada persona es un mundo,
que todos somos especiales,
que el respeto más profundo
nos diferencia de los animales.

No son calidades ni cualidades,
no tienen porque ser rivalidades,
tampoco son habilidades,
sencillamente son… sexualidades

Published in: on 21 noviembre 2008 at 11:50 am  Comments (2)  
Tags: , , , , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://eternonaufragio.wordpress.com/2008/11/21/el-mc-y-el-boli-sexualidades/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Jejejejejejejejejejeje, ya lo sabes, me encantan.

    Más la segunda… pero ea, que me gusta y punto -_-

    Y a ver si duermes más ¬¬

    Te miss you a lot 😦

    Te love you a lot de mazo 😛

  2. Pues bajo mi modesta opinión, eres bueno, tienes talento, me han gustado mucho ambas, es más diría que por momentos eres brillante, ¡todo un descubrimiento sí! mi más sincera enhorabuena.

    PD: Para escribir estoy de acuerdo, mejor el abrigo de la noche y su atento silencio.

    Un Saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: