Sorpresa

Es la historia de una sirenita que no tenía nada que ver con Disney. De una princesa de las que querrían tener los cuentos. No era perfecta, pero a todo el mundo le encantaban sus imperfecciones.

rossana.jpg

 

Tampoco nacío en un palacio ni en un castillo. Nació en una familia normal, y cuando era pequeñita tuvo que mudarse a otro reino.

En ese nuevo reino no todo fue fácil. La princesa quería ser feliz, no aspiraba a nada más. Pero como todo el mundo, tenía problemas que la hacían sentirse con las piernas atadas, como una sirena.

A veces creía no tener nada de especial y se encerraba en si misma. Le gustaba llorar cuando la situación le superaba, vaciarse por dentro de todo lo malo y jurarse a si misma que iba a ser fuerte.

Pero hay algo que no podía evitar. Ya era una mujer, con todo lo que eso conlleva (o casi), aunque se empeñase en ser tan fuerte como un hombre. Al menos consiguió ser una mujer muy fuerte.

 Pero cuando estaba consolidando su nuevo reino, su familia quiso volver a sus orígenes. Pero ella no sabía si quería. La encantaba su nuevo reino aunque a veces se ahogase en él. En el fondo sabía que no quería irse, pero tenía miedo de perder la protección familiar. Miedo de quedarse sola.

Pasaba muchas noches soñando con el amor, tal vez lo único que le faltaba en su nuevo reino. Había habido muchos candidatos, pero ninguno supo quererla como se merecía. Ella necesitaba algo más. Se había cansado de besar ranas y cometer errores.

 

Tal vez si su nuevo reino tuviera un príncipe…

Published in: on 1 abril 2008 at 9:51 pm  Comments (7)  
Tags: , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://eternonaufragio.wordpress.com/2008/04/01/sorpresa/trackback/

RSS feed for comments on this post.

7 comentariosDeja un comentario

  1. Para qué quiero un príncipe en el otro reino si en este tengo a una rana preciosa a la que quiero con locura y que no quiero perder… No otra vez…

    La princesa cada día está más cerca de ti… ten cuidado… puede acabar embrujandote con su canto de sirena ^^

  2. Cuidadín.. que todas las princesas se conviernet en ranas..

    Feliz finde

  3. Por qué hay que tener cuidado con las ranas? Yo diría que las princesas son bastante peores. Parecen perfectas e inmaculadas y de repente… pop! (ya no hay stop xD) y se convierten en la rana que estaban ocultando ser. Se puede ser una princesa asumiendo que eres una rana. Se puede ser una princesa-rana. Toma ya.

    De hecho… qué ganas de advertir sin tener ni puta idea. Y sí, yo no tengo ni puta idea, pero al menos paso de advertir…

    En fin, que ya no polemizo más xD y que me gustó mucho el cuento 🙂

  4. Ei, Nacho, que ya he visto q te has mudado a wordpress, así q ahora mismito te lo cambio en mis links. Yo no sé muy bien de qué va la historia, así que no puedo opinar ni “advertir”, pero el cuento me gusta.

    Talueillo!!!

  5. Llego tarde, pa variar. Bueno, el cuento me gusta bastante y creo que te puedes hacer una idea de por qué.

    Un besazo!

  6. El cuento me ha pillado en un día malo, juerguista, pero es tierno.

    ¿Por qué te sorprendí? Si esta vez no hice nada…

    : *

  7. Después de dos años persiguiendo a la rana, ahora que la he conseguido no la pienso dejar escapar y menos torturar… Aunque el simple hecho de ser yo la que te haya encontrado sea la mismísima tortura…

    Lo siento, pero no puedo dejar de pensar así 😛

    Aunque por encima de todo… ai shiteru ^^


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: