Mi ciudad… y mi niña (+ resumen navideño)

Feliz 2008.

Llego un día y pico tarde 😦 No me he vuelto loco, para mi empezó ayer. Ayer Martes.

El porqué es muy sencillo. En Navidades ni soy yo, ni vivo mi vida.

No digo que me lo pase mal o que no tenga nada que hacer. Pero no me siento libre, no soy yo del todo.

Las Navidades han sido un santo coñazo. Cómo siempre. Cómo esperaba.

Las mañanas se me han hecho más amenas gracias a la biblioteca (y ya es triste decir eso), y las tardes constaban de estar todos los días en los mismos bares.

No se que habrían sido sin Jose, Ana y Raúl.

Nochebuena fue sobre lo previsto. Cena familiar y partida de cartas, de la que me escaqueé para hablar contigo por teléfono.

Curioso lo del móvil. No se que habría sido de mi sin ese gran invento, y no se que habría sido de mi factura si no existiera la tarifa plana 😀

En Navidad más de lo mismo.

Nochevieja no estuvo mal. Después de la cena en casa, rumbo a casa de Ana con unos kalimotxos, un Sing Star y un Guitar Hero, terminando con dos pelis de miedo bastante mediocres pero entretenidas.

Año Nuevo fue el peor día. Motivo: Discusión con mi padre.

Durante la última semana descendió considerablemente el tiempo aprovechado en la biblioteca.

Reyes, decepcionantes en cuanto a regalos, impresionantes en cuanto a dinero. A ver cuánto me dura :S

Esto sólo ha sido un pequeño resumen.

Todo pasó.

Ya estoy en Madriz, en mi ciudad, llegando en casa hasta en taxi, como un marqués. Es inexplicable la sensación que me produce volver a esta ciudad, a todo lo que esta ciudad significa en mi vida. Una ciudad a la que llegué con una mezcla de ilusión, dudas y miedos, pero que me ha dado todo lo que soy ahora mismo. Madriz finalmente me ha aceptado, hemos consolidado nuestra unión.

Adoro esta ciudad.

Una unión en la que encajas tu, salida del piquito de Madriz para llenar mi vida, para hacerme feliz y acostumbrarte a serlo.

Y quiero darte las gracias, por ser mi mayor razón para seguir y por estar a mi lado a pesar de la distancia. Nos hemos hecho aún más fuerte. No ha sido fácil pero ya se acabó. Se acabaron las “vacaciones”.

Has sido mi apoyo y mi refugio, mis mejores ratos del día, y a veces, para poder compartir mis momentos duros. Y los tuyos.

Y gracias a ti se que el 2008 va a ser un año increíble. Habrá momentos difíciles (es algo inevitable), pero se que va a ser un gran año. Y mi único propósito es ser feliz. Porque me gusta serlo. No necesito más razones.

Tu voz y tus fotos han sido los mejores regalos esta Navidad. Puedo hasta ponerme cursi (más) y decir que me han mantenido con vida.

Gracias. Te quiero mi niña.

(L)

Anuncios
Published in: Sin categoría on 9 enero 2008 at 12:45 am  Comments (4)  
Tags: , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://eternonaufragio.wordpress.com/2008/01/09/mi-ciudad-y-mi-nina-resumen-navideno/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentariosDeja un comentario

  1. Y para rematar, (horrible) foto mía. Por si alguien tiene envidia de las palabras que me dedicas, y así pueda tenerme en busca y captura xD

    Bueno, bueno. Se ve que al final se acabó la Navidad, ¿no? Con un grandísimo estreno de año ^^ Además, ahora que me ha vuelto a venir el espíritu optimista tomo de nuevo “mi” frase por bandera: echar de menos es bueno 😉

  2. Sip, echar de menos es duro pero es bueno.

    Y la foto es genial. Y punto xDDDD

  3. Jejeje, ya puedo comentarte con nombre indefinido pero identificatorio…

    Feliz regreso, Nacho.

    ali

  4. eres clara grum la de la portada


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: