El fracaso

El fracaso.

La palabra que más me ha acompañado en mi vida. Ya es casi como mi apellido, hasta tal punto de que nunca consigo ser feliz completamente aunque todo me vaya bien. Le busco el lado oscuro hasta a las cosas que no lo tienen.

Y hoy me ha vuelto a pasar.

Después de un inicio de semana bastante mejorable, yendo de lunes a miércoles del trabajo a la facultad, hoy tocaba disfrutar.
El madrugón de siempre, el mismo curro, pero con la mente puesta en la tarde, en lo que prometía ser una tarde maravillosa.

Efectivamente lo ha sido.

Desde que he llegado al intercambiador de Moncloa hasta aproximadamente las siete de la tarde. No cambiaría nada. TODO perfecto.

Pero de repente, tenías que irte. Y realmente no se muy bien porqué, pero me he venido abajo.
He estado buscando una explicación, aunque en el fondo sabía lo que era, pero no podía ni siquiera explicármelo a mi mismo.

De repente me he encontrado llorando. Supongo que ha sido porque, tras llevar mucho tiempo esperando la tarde de hoy, se ha pasado volando. Y tras unas horas increibles, me he visto ante la perspectiva de volver a la puta rutina, a verme solo en una cama que se congela por momentos sin tu presencia, encerrado entre unas paredes que se cierran en torno a mi, y una horrible sensación de claustrofobia se adueña de mi.

La primera reacción ha sido esconderme tras la almohada, ocultarme, ser cobarde, el mismo cobarde de hace 367 días.
Pero he sido capaz de tirar de inteligencia, y me he dado cuenta de que necesitaba abrazarte, llorar en tu hombro, el único que me entiende más que tu almohada.

Y ya cuando te has ido, he tratado de calmarme, y en cierta medida lo he conseguido. De hecho, ha sido en ese momento cuando he decidido abrir este blog, dejando el fotolog para lo accesorio para condensar lo importante aquí.

Y por hoy no hay más.

Bueno, primer desahogo completado

Anuncios
Published in: Sin categoría on 15 noviembre 2007 at 6:55 pm  Comments (2)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://eternonaufragio.wordpress.com/2007/11/15/el-fracaso/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Un primer gran desahogo.

    Yo sólo puedo decir que tienes mi hombro para lo que sea disponible las 24 horas… aunque en muchos casos no físicamente, pero sabes a lo que me refiero.

    Muá 🙂

  2. Yo también alquilo mi hombro por horas, así que para lo que sea aquí estamos Nacho.

    Y lo del fracaso no te lo crees ni tú..

    Un besazo! Y Enhorabuena por el nuevo blog!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: